lunes, 27 de febrero de 2012

Papá Roncón - Marimba Magia


Dos elementos distinguen la música de la costa nor-occidental de Ecuador. El primero tiene que ver con las raíces africanas, en donde se interpretan con marimbas, bombos, guasas y conunos. El segundo es la danza llamada Bambuco, danza que es originaria de Colombia, pero dado a la proximidad de Esmeraldas, Capital de la Danza de la Marimba o del "Currulao" se instala en Ecuador como una forma de manifestación de las raíces Africanas. Esmeraldas fue uno de los principales puertos negreros de lo que era en ese momento La Real Audiencia de Quito hace unos 500 años. Entre las tribus esclavas estaban los Mandingas, los Congos de habla bantú y los Angolas. Un poco más alejado de la costa, en la zona del Valle del Chota se dio también una fuerte población de origen africano, la cual fue traída por los jesuitas para trabajar en las minas de Salinas. Instalados allí, dieron nacimiento a La Bomba del Chota, dentro del cual elementos musicales africanos, incaicos y europeos se hacen uno. Dentro de los ritmos tradicionales de Esmeraldas está el bambuco, el patacoré, la pangorita, el mar afuera, el fabriciano y la caderona; o lo más cadenciosos, como el andarele, el caramba, el torbellino, el agua larga, el agua corta y la polca.

Dentro de la Música de Marimba, hay ciertas canciones que son de carácter profano mientras que otras canciones son de carácter sagrado, estas se llaman "Arullos". La interpretación de los arrullos se realiza siempre en el marco de celebraciones religiosas: velorios de angelitos, fiestas de santos, nacimiento del Niño Dios, cualquiera que sea el caso, el arrullo en cuanto a forma musical, posee contenidos mágico-religiosos dado que con el canto se busca “abrir el cielo” para la entrada del angelito, “traer al santo a la fiesta”, para agradecerle y para conseguir sus favores.

Las tradicionales “fiesta de marimba” fueron ocasiones de encuentro, de reforzamiento de las relaciones sociales, de cortejo, y en ellas el baile ocupaba el lugar preponderante. Antiguamente, las fiestas en las que se danzaban todos estos ritmos se celebraban en las casas de marimba. Eran conocidas como "Curralaos", y estas podían llegar a durar una semana. Para la comunidad significaba que era la ocasión para encontrar novio o novia como también para expresar la identidad. 

Las formas musicales propias de Esmeraldas se muestran bien amarradas a las raíces africanas. Su riqueza rítmica, lograda mediante la ejecución de instrumentos de percusión, así como también la estructura de la composición coral, en un sistema de llamada-respuesta, la polirritmia, los tiempos de 6/8. Rasgos característicos de la música africana y de todas las músicas afro-latinas.

La marimba esmeraldeña guarda notable similitud con instrumentos africanos como el Rongo o Balafón, instrumento utilizado por lo Ndogos pero cuyo origen se encontraría en la tribu de los Woro. Ambos instrumentos muestran idéntica estructura y sus diferencias consisten principalmente en sus respectivos tamaños y en los materiales utilizados: el rongo es de menor longitud y tiene menos teclas que la marimba esmeraldeñas y, por otra parte, las calabazas ahuecadas de aquel son reemplazadas en ésta por ‘tarros’ de caña guadúa, desempeñando ambos elementos la función de cajas de resonancia. Es un instrumento de 24 teclas de distinta longitud y sonoridad, construidas de chonta dura, una madera noble típica de las selvas tropicales de América. Las teclas se golpean con unas baquetas de chonta y bajo ellas se colocan unos resonadores de caña guadúa. La marimba esmeraldeña es normalmente acompañada por dos cununos, guasás y maracas. Los cununos son tambores alargados de tamaño medio, de dos tipos: hembra y macho, diferenciando su sexo por su tono.

En Esmeraldas es donde vive Guillermo Ayoví Erazo o Papá Roncón, el guardián de la tradición marimbera. Su marimba le canta a la naturaleza, a los montes, a los amigos, a la sabiduría de las plantas. Marimba es señal de identidad,  de memoria, la que extingue la esclavitud. Con 77 años se dedica de lleno a la música, a componer canciones, a tocar y a fabricar marimbas, a decir décimas y también a enseñar lo que sabe, en Borbón, Esmeraldas. 

"¿Lo que yo sé para qué me lo voy a llevar?"

"Lo tengo que enseñar. A mi casa llegan estudiantes y a veces me van a preguntar cosas que los profesores no saben y no tengo ningún grado académico”.

Con su esposa, sus hijos e hijas creó el grupo La Catanga. Con esta agrupación formó escuela, enseñó a tocar y bailar marimba. Muchos de los que se dedican en la actualidad a ser Marimberos, tuvieron su origen allí y se siente alegre por que la marimba se esté popularizando otra vez. Una muestra del reconocimiento alcanzado por este instrumento es que en el 2003 fue declarado parte del Patrimonio Cultural Intangible del Ecuador. El grupo "La Catanga" toma su nombre de un tradicional instrumento de pesca y también del nombre de una provincia del Congo en África. En este proyecto de fortalecimiento cultural se trabaja música y danza de marimba, artesanía, poesía, construcción de instrumentos, cuentos y leyendas. Con estas actividades se ha mantenido y financiado su quehacer en las diferentes áreas, sobre todo en la capacitación de sus integrantes, ya que no tuvieron apoyo de autoridad alguna, a pesar de las múltiples gestiones que realizaron, y que por "La Catanga" desde su fundación, hayan pasado mas de 500 integrantes compuestos por niños, niñas y jóvenes quienes han aprendido diversas actividades dentro del Baile de la Marimba.

La Marimba, como conjunto de instrumentos, bailes y piezas musicales, fue declarada Patrimonio Cultural Intangible por el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural del Ecuador el 13 de enero de 2003.


01 Agua Larga
02 Oyeya
03 Caramba
04 Bambuco
05 Amigo, mi Amigo
06 Abuela Santana
07 Fafireña
08 Caderona
09 San Juanito Negro
10 Torbellino
11 Flor de Verano
12 Ese Golpecito No Se Oye
13 Andarele
14 Papá Roncón y su Marimba